¿Cómo se puede evitar la frecuente rotura de hilo?

En la práctica del bordado, la rotura de hilo es probablemente el inconveniente  más frecuente. Precisamente este problema que retrasa la producción, y por eso mismo es de costos extremadamente altos, puede tener un sinnúmero de causas, que ocasionalmente nada tienen que ver con el hilo de bordar...
Si de pronto surge una reiterada rotura de hilo poco común y se puede descartar como causa un problema de calidad en el hilo de bordar, se recomienda considerar los siguientes puntos:

1. La máquina

Las máquinas deberían encontrase, técnicamente hablando, en un estado óptimo, de ser posible. En esto, no es un criterio la antigüedad o la marca de la máquina. Se trata más bien del estado en detalle: limpieza de los guíahilos; limpieza de las cápsulas de canilla; el correcto ajuste de precisión del regulador de tensión de hilo; guíahilos sin rebabas y agujas de bordar no dañadas.
Si se producen roturas de hilo una y otra vez en el mismo cabezal de la máquina, dado el caso incluso de que sea siempre sólo en un determinado lugar del bordado (posición de la aguja en los cambios de color), entonces podría tratarse de problemas mecánicos, con lo cual, en primer lugar habría que hacer un control del ajuste de tensión de los hilos de bordar y de los de canilla.

2. Programas de picaje y uso de materiales auxiliares, como ser, entretelas para bordado, calidad del material de soporte.

¿El programa de picaje está correctamente programado para los grosores de hilo de bordar utilizados?

Si la respuesta es sí: ¿el bordado se lleva a cabo a partir de la calidad de material, que originalmente fue definida para la elaboración del programa de picaje? ¿Las roturas de hilo perturbadoras son sólo en determinados lugares del diseño correspondiente, o sólo en uno o algunos cabezales?

Densidad de la puntada: tiene que estar en consonancia el grosor de hilo con la clase de tela a ser bordada y, dado el caso, con el método de estabilización (entretela de bordado) previsto a ser utilizado. Si se borda una tela más gruesa, una tela de otra clase de estructura, y tal vez se usa para esta calidad más gruesa una entretela demasiado gruesa o incluso varias capas de entretelas, entonces la rotura de hilo es muy probable.

Aunque los hilos de bordar o de canilla sean adecuados para la tela, también estos son posibles causas de error. Si siempre son las mismas posiciones, en las que se producen roturas de hilo con varios cabezales, entonces, un salto de puntada mal colocado puede ser la causa de una rotura de hilo. Discuta el problema con la persona que elaboró el programa, cambie la función especial o reduzca la densidad de puntada si es que dispone de un programa para hacer retoques.
Si cambia la calidad del hilo de bordar con el mismo grosor de hilo, bordando un diseño hecho para un hilo común del grosor No.40 con un hilo metálico No. 40, entonces, puede remediarse el problema, por ejemplo, con un cambio de aguja o también una reducción de la densidad de la puntada, así como de momento un cambio de la tensión de hilo.
Formación de nudos, "montañas" de hilo de canilla debajo de determinados lugares, es decir, la aparición del hilo de canilla en la parte delantera del bordado (recomendamos emplear, hilos de canilla con mayor largo de hilo de MADEIRA, de los cuales, tenemos a disposición muestras gratuitas). Observe siempre un bordado defectuoso desde el reverso, la regla de oro dice:
Con punto llano, la parte visible del hilo de canilla debería representar aprox. 1/3 del ancho total del punto llano; este es un principio importante para el ajuste de tensión de hilo.

3. Agujas:

Dependiendo de la tela y del grosor de hilo, la elección de otra aguja con una punta diferente también a menudo puede ayudar a eliminar la rotura de hilo. Utilice agujas MADEIRA; en las cartas de colores encontrará indicaciones para el uso de las agujas correspondientes.

Si la punta de la aguja es muy fina y la tela muy densa o gruesa, entonces es probable que el hilo de bordar no pase bien por la tela; pequeñas agujas con punta bola, que pueden abrir aún más dichos materiales, pueden servir de gran ayuda para evitar las roturas de hilo.

Si está comenzando a bordar con hilos metálicos, emplee agujas nuevas, las más pequeñas averías en las agujas podrían causar problemas innecesarios.

Las roturas de hilo pueden tener también otras causas: almacenamiento inapropiado o envejecimiento de los hilos de bordar; jamás almacene hilos en lugares soleados o de altas temperaturas, los hilos de bordar necesitan de cierta humedad del aire, a fin de que no se resquebrajen y no pierdan sus propiedades garantizadas de resistencia. Proteja adecuadamente los hilos, conservándolos en su envoltura original.